Sistemas y respuestas comunitarios

Compartir esta página

Twitter Facebook
  • El Fondo Mundial lleva más de una década apoyando las respuestas comunitarias a las tres enfermedades. Si bien algunos elementos de la respuesta al sida, la tuberculosis y la malaria, por su propia naturaleza, son mejor ejecutados por el sector formal, animamos a los países a que también aborden las cuestiones desde la base, trabajando estrechamente con las comunidades.

    Animamos y apoyamos a las comunidades a que participen en:
    - Actividades de promoción de la causa
    - Seguimiento de la eficacia de los programas, exigiendo responsabilidades
    - El diseño de los programas
    - La prestación de servicios
    - Gobernanza de las subvenciones a nivel de país
    - Gobernanza del Fondo Mundial

  • La función de los sistemas comunitarios

    Las comunidades no son solamente beneficiarias de servicios. También son actores sociales que realizan contribuciones vitales para mejorar la salud pública. Amplían el alcance de los servicios, instan a las personas a recurrir a la asistencia sanitaria y hacen lo posible por superar la estigmatización y la discriminación.

    Las organizaciones y redes comunitarias tienen un importante papel que desempeñar ayudando a que los países presten servicios de asistencia sanitaria integrales:

    • poseen una capacidad singular para relacionarse con las comunidades afectadas
    • pueden reaccionar rápidamente ante las cuestiones y necesidades comunitarias y
    • son muy eficaces a la hora de prestar servicios

    Los datos muestran que cuando las comunidades participan, los programas alcanzan una mayor repercusión. Mediante la prestación de servicios, los sistemas comunitarios contribuyen a asegurar que se atiende a las personas que más lo necesitan. Y a través de las iniciativas de promoción de la causa también ayudan a abordar las cuestiones y barreras más amplias que impiden el acceso a los servicios.

  • Sensibilizar a las comunidades sobre la tuberculosis

    La voluntaria de salud comunitaria Lach Sam participa en un curso de actualización sobre tuberculosis en un centro de salud local en Samrong, Camboya. El hecho de ser ella también una paciente de tuberculosis no le impide seguir proporcionando tratamiento a otras personas en su comunidad. Se encarga asimismo de detectar nuevos casos sospechosos y organiza reuniones para instruir a los aldeanos acerca de la enfermedad y cómo prevenirla. Los voluntarios que actúan en cada aldea no solo ayudan a mejorar el acceso a los servicios de tuberculosis sino que también sensibilizan a la población y combaten la estigmatización, lo que produce excelentes resultados en el tratamiento. El programa de formación de voluntarios está financiado por el Fondo Mundial y sus asociados.

  • Invertir en sistemas comunitarios

    A quienes solicitan el apoyo del Fondo Mundial se les anima a describir de qué manera las comunidades, incluidas las organizaciones comunitarias, participarán en los programas. Esta participación debería abarcar tanto la prestación de servicios como el seguimiento de la calidad y el desempeño de los servicios ofrecidos.

    Los solicitantes deben aportar asimismo una evaluación de los puntos fuertes y las deficiencias de los sistemas comunitarios e incluir las medidas previstas para abordar esas deficiencias.

    Además, los solicitantes tienen la opción de asignar fondos a iniciativas tales como:

    • Seguimiento de los servicios independiente y dirigido por la comunidad
    • Promoción de la causa
    • Coordinación comunitaria
    • Fortalecimiento de la organización comunitaria

    Todos estos elementos son especialmente importantes para mejorar los programas que sirven a las poblaciones clave, vulnerables y excluidas. Ofrecer oportunidades a las poblaciones clave para que participen en actividades de seguimiento y promoción de la causa permitirá a los miembros de esas poblaciones expresar sus necesidades, lo que ayudará a que el diseño y la prestación de los servicios y actividades sean los apropiados.

    “La lucha contra enfermedades como el VIH no tiene que ver con un enfoque biomédico sino con la participación significativa de las comunidades y se trata de las personas”
    Carolyn Gomes, Coalición de Comunidades Vulnerables del Caribe, representante de grupos vulnerables.
  • El teatro como una poderosa herramienta para prevenir el VIH

    Los actores Vanessa (izquierda) y Alex actúan en una obra sobre una chica que pierde a un querido amigo a causa del VIH. En las poblaciones Garifuna que viven en Honduras, estas obras de teatro son una manera popular y eficaz de transmitir mensajes sobre temas sensibles como el VIH, y a menudo se generan acalorados debates una vez concluida la obra. “El público se ha mostrado muy receptivo”, explica Vanessa. “Realmente puedo percibir el cambio en los jóvenes”. El Fondo Mundial apoya la organización de estas actividades, la distribución de preservativos y también la formación que permite que los actores transmitan mensajes relacionados con la prevención del VIH de la manera más eficaz posible.

  • Apoyo a las respuestas comunitarias

    Apoyamos a los sistemas comunitarios porque creemos que son fundamentales y deberían incorporarse de manera sistemática a los programas nacionales sobre enfermedades y a los sistemas de salud, pero en muchos países aún no se los considera como una parte integral de los sistemas para la salud generales, y las iniciativas destinadas a planificar y apoyar las respuestas comunitarias son limitadas.

    Por esta razón estamos invirtiendo US$ 15 millones en la Iniciativa Especial sobre Comunidad, Derechos y Género durante el periodo2014-2016. Este dinero se utiliza para:

    • Crear redes de organizaciones comunitarias y de la sociedad civil
    • Facilitar asistencia técnica para apoyar la participación de la sociedad civil en el proceso de elaboración de las subvenciones
    • Colaborar con grupos comunitarios que tal vez hasta ahora han dispuesto de escasas oportunidades para participar

    Desde 2014, cuando presentamos nuestro nuevo modelo de financiamiento, esta iniciativa ha ayudado a numerosos países a mejorar la integración de las respuestas comunitarias en sus propias respuestas,

    El Fondo Mundial también proporciona orientaciones adicionales relativas a cuestiones de comunidad, derechos y género; elabora políticas internas que reflejan estas prioridades; y trabaja junto a sus asociados para facilitar análisis y apoyo específicos.

  • Ayuda entre vecinos en la lucha contra la malaria

    En el norte de Rwanda, Janviere, una trabajadora de salud comunitaria, visita el hogar de su vecino, el Sr. Gashimba, para mostrarle cómo utilizar un mosquitero que le permita protegerse de la malaria. Janviere forma parte de la campaña organizada por el Gobierno destinada a proporcionar prevención y tratamiento para esta enfermedad incluso en las zonas rurales más remotas del país. Elegida por sus vecinos en la aldea, Janviere ha recibido su formación gracias a un programa financiado por el Fondo Mundial y, mediante la educación para la prevención y otras intervenciones, está ayudando a mejorar la salud de los miembros de su comunidad.