Poblaciones clave

Compartir esta página

Twitter Facebook
  • Con demasiada frecuencia, las poblaciones más vulnerables a la enfermedad son las mismas que no tienen acceso a la atención sanitaria. Factores como la estigmatización, la discriminación y la criminalización llevan a estas poblaciones a esconderse y les alejan de los servicios de salud que necesitan.

    Para resolver este problema tenemos que prestar servicios a las poblaciones clave, además de invertir en programas que aborden las barreras que mantienen a las personas apartadas de los servicios. La mejor manera de conseguirlo es implicar a las poblaciones clave en el diseño, la prestación y el seguimiento de estos servicios de salud.

  • ¿Quiénes son las poblaciones clave?

    Son grupos que se ven afectados en mayor medida por una de las enfermedades y su acceso a los servicios es limitado. Incluye asimismo a grupos que son criminalizados o marginados de otra manera.

    Por ejemplo, en el contexto del VIH, las poblaciones clave incluyen a:

    • Hombres que tienen relaciones sexuales con hombres
    • Personas transgénero
    • Trabajadores sexuales
    • Personas que se inyectan drogas
    • Personas que viven con el VIH

    En el siguiente enlace se puede descargar una definición más amplia de “poblaciones clave”.

    • Poblaciones clave: definición

    El Fondo Mundial reconoce también a las poblaciones vulnerables, que son aquellas que sufren mayores vulnerabilidades en un contexto determinado, por ejemplo, adolescentes/mujeres y niñas, mineros y personas con discapacidades.

    “Para derrotar esta plaga moderna debemos eliminar la discriminación en las leyes, en la práctica y en nuestros corazones. Debemos aprovechar otra oportunidad histórica: convertirnos en mejores personas y sociedades construidas sobre el sólido fundamento de una familia humana inclusiva, nuestra familia natural”
    Mark Dybul y Honorable Michael Kirby AC CMG
  • Participación de las poblaciones clave

    Si queremos conseguir repercusión sobre las tres enfermedades, es necesaria la participación de las redes y organizaciones de poblaciones clave. Las poblaciones clave deben participar en cada fase del ciclo de financiamiento. Esto incluye:

    • Gobernanza
    • Diseño
    • Ejecución
    • Seguimiento

    Gobernanza: la participación se inicia con la gobernanza. A nivel mundial, en nuestra Junta Directiva hay un puesto de representación para las comunidades que viven con las enfermedades, incluidas las poblaciones clave.

    En cada país exigimos que el Mecanismo de Coordinación de País incluya a personas que representan a los afectados por las tres enfermedades. Esto incluye a representantes de las personas que viven con el VIH, personas afectadas por la tuberculosis y personas que viven con malaria. Esta condición se aplica asimismo a las poblaciones clave en el contexto de las tres enfermedades (véase la definición general, disponible más adelante).

    “La mayoría de las personas que se inyectan drogas no acuden a los centros de salud gubernamentales porque les resulta pesado tener que hacer todo el papeleo, especialmente para aquellas personas que han salido de la prisión. Se sienten estigmatizadas y perciben que el personal que los atiende es arrogante y les desprecia debido a sus tatuajes y a su consumo de drogas ”
    Prasert Liangrak, trabajador de salud comunitario de la Comunidad Raks Thai, Tailandia.

    Diseño: las personas que representan a las poblaciones clave deben participar en el diseño y la elaboración de los programas y servicios en los procesos de:

    • El diálogo de país
    • La elaboración de la nota conceptual
    • La preparación de la subvención

    Las redes u organizaciones de poblaciones clave cuentan con una gran experiencia cuando se trata de conocer las necesidades de sus comunidades y especialmente para conseguir que los servicios generen repercusión.

    Ejecució : a menudo son las propias poblaciones clave las que mejor pueden prestar los servicios destinados a ese grupo de población. Como ejemplos tenemos la divulgación entre pares para los jóvenes que se inyectan drogas o las campañas de sensibilización sobre el VIH orientadas hacia los trabajadores sexuales que son llevadas a cabo por estos mismos trabajadores. Colaboramos con los encargados de ejecutar los programas para asegurarnos de que están adaptados a las necesidades de las diferentes poblaciones clave.

    Seguimiento: más allá de la prestación de servicios, estas redes y organizaciones representan también un valioso recurso para realizar el seguimiento de la labor que realizan los programas. No solo verifican que los servicios se prestan como se ha previsto sino que esos servicios llegan a las personas adecuadas y respetan sus derechos.

  • Plan de Acción para las Poblaciones Clave

    Con el propósito de asegurar que nuestros recursos se emplean en cubrir las necesidades de las poblaciones clave, el Fondo Mundial lanzó un Plan de Acción para las Poblaciones Clave en julio de 2014.

    Este plan de acción se basa en la Estrategia de Orientación Sexual e Identidad de Género de 2009 y describe:

    • cómo apoyaremos a los países para que hagan llegar los servicios a las poblaciones clave
    • cómo invertiremos de un modo más estratégico
    • cómo gestionaremos una mejor recopilación de datos
    • cómo apoyaremos una participación significativa
    • cómo apoyaremos la promoción por y para las poblaciones clave

    A continuación se facilita una descripción más amplia del Plan de Acción para las Poblaciones Clave para su descarga.

    “El Fondo Mundial debe desempeñar un papel importante ayudando a la sociedad civil a establecer una relación constructiva con los gobiernos a fin de cambiar los sistemas en nuestros países, porque en muchos casos las leyes y las políticas interfieren en la respuesta al VIH y los programas de VIH”
    Sergey Votyagov, Red Asiática de Reducción de Daños, en el Foro de Asociados del Fondo Mundial 2015
  • Apoyar la promoción comunitaria

    En 2011, la Red de Asia Pacífico de Personas que Viven con el VIH (APN+) recibió una subvención de US$ 2,8 millones para financiar un programa cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas que viven con el VIH en la región de Asia y el Pacífico mediante el fortalecimiento de las respuestas comunitarias al sida.

    Gracias a esta subvención, las organizaciones comunitarias dirigidas por personas que viven con el VIH en Bangladesh, Indonesia, República Democrática Popular Lao, Nepal, Pakistán, Filipinas y Viet Nam han podido plantear sus necesidades ante funcionarios de la salud, lo que se ha traducido en cambios políticos concretos basados en pruebas. La organización también creó una base de datos regional para documentar, hacer seguimiento y promover cuestiones relacionadas con el acceso al tratamiento para las personas que viven con el VIH.

  • Invertir en las poblaciones clave

    El Fondo Mundial reconoce que pueden existir deficiencias en lo que concierne a conocimientos, datos o competencias a nivel del país que podrían dificultar aún más la participación de las poblaciones clave. Por esa razón hemos creado una iniciativa especial con el fin de asegurar que las redes y organizaciones de poblaciones clave puedan recibir asistencia técnica para solucionar esas deficiencias.

    Esta asistencia técnica se proporciona a las organizaciones de la sociedad civil para ayudarlas a que participen en las fases de diálogo de país, elaboración de la nota conceptual y preparación de la subvención dentro del proceso de financiamiento del Fondo Mundial.

    La asistencia técnica está disponible asimismo para que las redes de la sociedad civil puedan desarrollar su capacidad a largo plazo.

    Mediante una asociación con el Robert Carr Civil Society Networks Fund, la Iniciativa Especial sobre Comunidad, Derechos y Género ha financiado ocho redes de poblaciones clave regionales y mundiales para movilizar a sus respectivos sectores constituyentes y que participen en los procesos del Fondo Mundial a nivel de país. Entre los beneficiarios se incluyen redes de trabajadores sexuales, personas transgénero, personas que consumen drogas, hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, poblaciones clave jóvenes y personas que viven con el VIH, incluidas las mujeres que viven con el VIH. Hasta enero de 2016, se habían asignado aproximadamente US$ 5 millones a lo largo de dos años para financiar actividades en más de 40 países y cada región del portafolio del Fondo Mundial.

    Además, el Fondo Mundial lanzó en junio de 2013 un Proyecto Piloto de Mecanismos de Coordinación de País para Poblaciones Clave Afectadas. Este proyecto piloto proporcionó fondos a los mecanismos de coordinación de país en diez países para financiar una mayor participación de las poblaciones clave y las personas que viven con la enfermedad en los procesos de financiamiento. El ICASO llevó a cabo una evaluación independiente de este proyecto piloto, que puede consultarse en la sección "Recursos relacionados".

    “Las normas sociales relativas al género afectan profundamente a la capacidad de mujeres, hombres, personas transgénero y jóvenes de acceder a la información y los servicios del VIH, e influyen en sus actitudes y comportamiento sexual”
    Setia Perdana - Fokus Muda – Foro de Afectados Clave Jóvenes Indonesios, Indonesia - W4GF
  • Herramientas para la programación de las poblaciones clave

    El Fondo Mundial está invirtiendo US$ 6 millones en el período 2014-2016 para financiar nuevos enfoques destinados a calcular el tamaño de las poblaciones clave y describir los programas existentes en 16 países. Estas estimaciones del tamaño deben tener en cuenta los derechos humanos, la ética y una participación comunitaria determinante. Una mejora en las estimaciones del tamaño redundará en beneficio del diseño de los programas.

    También se está trabajando en el análisis de la cantidad así como en el análisis cualitativo de los factores que influyen en el aumento o la disminución de los recursos invertidos en la programación de las poblaciones clave en todo el portafolio de subvenciones del Fondo Mundial.